Educación Fiscal, Cohesión Social y Enseñanza Superior

¿Qué entendemos por educación fiscal? ¿Es posible y recomendable su inclusión en la enseñanza superior? ¿Resulta factible educar acerca de la cohesión social? ¿Cuáles son los contenidos y metodologías de su enseñanza? ¿Tenemos en América Latina experiencias, instrumentos y elementos que faciliten la colaboración entre las administraciones fiscales, las universidades y la sociedad civil?

Estos interrogantes fueron el punto de partida del “Taller regional sobre educación fiscal en el ámbito de la enseñanza superior” celebrado en Porto Alegre del 20 al 22 de noviembre de 2013 en el marco de EUROsociAL II. El equilibrio entre experiencias y presentaciones, primándose en todo momento el debate y la reflexión conjunta, fue la tónica del Taller (puedes consultar el programa de la actividad aquí). Los resúmenes antes de la realización de la actividad y la copia de las ponencias resultaron de gran ayuda para los participantes.

Por educación fiscal se entienden los procesos de enseñanza y aprendizaje destinados a compartir conocimientos e interaccionar con la sociedad sobre el origen, la aplicación y el control de los recursos públicos, favoreciendo siempre la participación social.

La educación fiscal en el ámbito de la enseñanza superior universitaria es de enorme interés por el hecho de que enseñar, aprender y comprender requieren de un método y un proceso dinámicos, a los que se deben sumar un currículo de estructura global y una acción docente compartida y encaminada hacia un objetivo común.

La responsabilidad fiscal precisa de la colaboración entre universidades y administraciones tributarias con vistas a promover la cohesión social. El tema de la educación fiscal debe tener voz dentro de la Universidad en las enseñanzas de grado y postgrado, con investigación, cualificación de los profesores e inversión en los estudiantes.

Escapar de las clases tradicionales requiere nuevos diseños curriculares y flexibilización, prestando especial atención a los proyectos de desarrollo institucional y a los proyectos político-pedagógicos orientados a superar los paradigmas existentes dentro de los muros de la Universidad. Debemos transitar desde el aula que conocemos al aula de la experiencia real, con vistas a mejorar las conexiones sociopolíticas y profesionales dentro del proceso formativo. Necesitamos diversificar los componentes curriculares y acometer experiencias en el marco de la realidad latinoamericana.

En este contexto han surgido en América Latina iniciativas pioneras como la “Ciudad Constitucional” -disciplina de investigación y extensión de la Universidad de Sao Paulo que introduce a los estudiantes, a través de la experiencia directa en Brasilia, en el control institucional y social del ciclo de formulación, ejecución y evaluación de políticas públicas -, los Núcleos de Asesoramiento Universitario Contable y Fiscal a personas jurídicas y físicas de baja renta (Brasil y Costa Rica), los premios de investigación y concursos sobre educación fiscal (Brasil, Honduras y Perú), las pasantías de estudiantes en las Administraciones tributarias (El Salvador y Brasil) y en observatorios sociales del gasto (Brasil), los Diplomas y Cursos de Educación Fiscal para universitarios (México, Brasil y Honduras), o proyectos como el Cabildo Abierto (Honduras), donde los estudiantes interaccionan con los gobiernos municipales.

En el terreno práctico, las políticas públicas de cohesión social por medio de la educación fiscal en la enseñanza superior incentivan las necesarias reformas institucionales. Asimismo, la colaboración entre administraciones fiscales e instituciones universitarias fortalece la sociedad civil y fomenta la cohesión social. En definitiva, los estudios y metodologías de educación fiscal en la enseñanza superior se perfilan como los desafíos del presente en América Latina.

5 Comentarios

16/06/2016 03:45:20

De: Claudio Barahona

a màs de 2 años de esta información, a esta fecha debe estar mas consolidada esta experiencia, y por supuesto hay que seguir esa experiencia pero tropicalizada o aclimatada a cada país. Excelente experiencia.

03/06/2015 19:29:29

De: Silvia Namir Ramirez

Para mi es una experiencia muy interesante, todos los países que están trabajando con la red la deberían de poner en practica, los jóvenes aprender mucho en relación a todo lo que relaciona al aparato estatal y se llega a comprender que es lo que hace su gobierno para mantener las finanzas publicas, es una experiencia inolvidable.

28/05/2015 19:13:41

De: Marlon Moraes

Também acho fantástico o projeto desenvolvido pelo Professor Marcelo Nerling. Ao menos na realidade brasileira tenho percebido uma enorme lacuna na formação dos estudantes de diversos níveis em relação à constituição do estado, seus poderes constituídos e a função de cada um. Tal lacuna dificulta enormemente a assimilação de conceitos básicos de cidadania, porque o estudante não compreende bem quem são os atores e quais suas competências.

23/05/2015 05:03:26

De: Borja Díaz

La Ciudad Constitucional es una disciplina de investigación y extensión universitaria innovadora de gran interés para la educación fiscal ya que permite a los estudiantes interaccionar con la realidad de su país y conocer de manera directa las instituciones públicas más relevantes de la realidad fiscal de Brasil. Durante una semana los estudiantes pueden conversar e indagar a través de la observación y el diálogo directo sobre la realidad fiscal de Brasil con representantes de todos los poderes del Estado. Pueden ver un documento sobre la experiencia, preparado por Marcelo Nerling en: http://www.educacionfiscal.org/files/2014-10/FIIAPP-EUROsociALII-CiudadConstitucional.pdf

19/05/2015 17:10:30

De: Antonio Lindemberg

Para mi, es una de las acciones de educación fiscal más increíbles que he tenido la oportunidad de participar. El envolvimiento de los alumnos es increíble. Una verdadera aula de ciudadanía. Hay el envolvimiento de la USP (mejor Universidad de Brasil), por medio del Profesor Dr. Marcelo Nerling que coordina las actividades, de diversos órganos públicos y de una centena de alumnos verdaderamente interesados. Una experiencia que causa profundas reflexiones en todos los que estamos involucrados.