NAF: TOMA ESE NADA Y CONVIERTELO EN UN TODO

A veces siento como si todo lo que aprendí es total y completamente suficiente y me siento como un gigante. Pienso y digo:- Sé de computadoras, estoy acorde a la tecnología, conozco a muchas personas y por supuesto tengo vastos conocimientos.

Es entonces que mi mente se encarga de lanzarme de nuevo a la realidad mostrándome que no soy ningún gigante y que ocupo un pequeñísimo lugar dentro de todos estos grandes sistemas primero mi casa, el barrio donde vivo, la universidad, la ciudad, el departamento, el país, el continente, el planeta, la galaxia, el universo, entre otros que olvide mencionar. 

Ahora con los pies en la tierra pienso y me pregunto: - ¿Todo lo que aprendí es nada con relación a toda la información que existe? ¡Qué frustrante es saber que en realidad no sabes nada! ¿Pase 17 años de mi vida estudiando para no saber nada? En realidad ese NADA para mí es un TODO, porque son conocimientos que recibí en el colegio, la universidad, de mi familia, de la sociedad, etc. 

Conocimientos básicos y muy útiles que me servirán para desenvolverme personal y profesionalmente.

Existen cosas aprendí, otras que no y te dices no sé NADA. Entonces cuando no sabes algo ¿qué es lo que debes hacer? Pues leer, investigar, preguntar y como dicen por ahí debes buscarte la vida. Debes indagar hasta encontrar la respuesta o simplemente la solución al problema aunque no sea sencillo y a veces hasta nos dé flojera. Es entonces que debes tomar ese nada y convertirlo en un todo.

Retrocediendo un poco puedo afirmar que dentro del NAF las cosas eran un poco diferente, porque mis pocos conocimientos se convertían en un mundo para los aquellas personas que pedían nuestra ayuda, en sí mi NADA se convertía en un TODO para los contribuyentes, pero no solo era mi NADA era el NADA de cada uno de mis compañeros con los cuales compartía la pequeña oficina. Cada uno aportaba con lo que había asimilado dentro de las capacitaciones que nos dio el S.I.N. y toda esta información se fusionaba para así transmitirla al contribuyente que la necesitaba. Era como crear un robot con diferentes partes que cada uno de nosotros tenía, claro que no estoy afirmando que los contribuyentes sean robots, perola experiencia se sentía más o menos así.

¿Sería ambicioso querer saberlo todo? Tal vez y sí, me tomaría toda la vida y algo más tener todo ese conocimiento, podría pasarme estudiando toda mi existencia, planeando que estudiar al siguiente día, semana, mes, año, pero creo que prefiero ir un día a la vez, ayer estaba ingresando al NAF con un frasco de vidrio casi vacío, hoy después del NAF tengo un frasco casi lleno de conocimientos y experiencias esperando ser completado poco a poco con nada para ser al final un todo, “mí todo”, que volverá a otro frasco a ser un nada y de nuevo podrá llenarse de más conocimientos y más experiencias para ser un todo. Mi nada y tu nada a lo mejor podrían ser su TODO.

       Kelly Ramos-Bolivia

5 Comentarios

18/07/2017 19:02:13

De: Juan Esteban

Muy bieno el documento

06/07/2017 22:26:25

De: Verónica Zarate

Estimada Kelly muy interesante su relato, la verdad es que estoy investigando desde Nicaragua como en los países de nuestra América Latina se han Desarrollado el Programa de Educación Fiscal.

09/01/2017 12:32:48

De: Borja Díaz Rivillas

Muy buen relato Kelly, sin duda refleja muy bien la naturaleza de la relación entre los NAF y los ciudadanos. El Servicio de Impuestos Nacionales de Bolivia (SIN) está haciendo un excelente trabajo con las universidades con la creación de los NAF. La experiencia de Kelly y de otros estudiantes de la Universidad Pública de El alto es prueba de ello.

05/01/2017 15:36:48

De: Leandro Tuzzin

Lindo depoimento de sua experiência. Parabéns por ter aceitado o desafio de participar dos NAFs. Certamente ajudou aqueles que mais necessitam.

05/01/2017 15:28:30

De: Clovis Belbute Peres

Prezada kelly Estoy emicionado con su texto Fantastico e verdadero!! Frlicitaciones e sucesso!! A usted y a los amigos de lo NAF Att Clovis